miércoles, 9 de junio de 2010

VUELO 170: Te perdí...


Quería decirte tantas cosas que mi voz se ahogó. Unas cuantas palabras se adelantaron. Otras se cansaron de esperar y se fueron a dormir a la caja del Scrable. Y, en cambio, unas pocas se lanzaron cual flecha sin diana.

Y ya ves, ahora no me salen. No consigo disfrazarlas, ni tan siquiera puedo vestirlas con sombrero. Por eso no escribo. Por eso no te leo. Por eso ya no me lees. Por eso te pierdo. Por eso te perdí.

14 comentarios:

Lara tiene alas dijo...

¿Y que pasaría si te encuentro?

Lara tiene alas

temmpus dijo...

Me has hecho imaginar las palabras como llaves, que cuando entran en la cerradura del cofre bien pueden abrirla o bien pueden hacer saltar la alarma... y hacer que la búsqueda haya sido en vano.

Y es lo que son. A veces inócuas, otras veces vitamínicas y otras tan perniciosas como la cicuta.

Las tuyas, las más suaves y en el punto justo de dulzor. Un besote

temmpus dijo...

PD. Cuánto tiempo sin verte.

Águeda Torrado dijo...

hay que saber perder y no relamerse las heridas. Lo pasado allá quedó con las palabras en la punta de la lengua.

Yo acostumbro a hacer sigilos con ellas.

un saludoooooooo

Animia dijo...

Encontrar y perder las cosas y personas que queremos, viene siendo ya una constante. La incapacidad de ser como quisiéramos, pero el deber de ser como nos sentimos.
De forma que es difícil, muy difícil.

Te quiero mucho, bonita.

Dormida dijo...

Y que pasa si nunca olvidas aquello que deberías haber dicho y nunca dijiste porque en ese momento no lo veías ??????
Nunca olvidaré este título : Te perdí...

Dormida dijo...

Y que pasa cuando esas palabras no se van de la cabeza y te martirizan y te martirizan constantemente, mientras ves pasar a la otra persona de tí ?????
Nunca olvidaré este título : Te perdí...
Gracias Lara.

Lara dijo...

Temppus, que maravilla tu comentario. Me encanta: "Y es lo que son. A veces inócuas, otras veces vitamínicas y otras tan perniciosas como la cicuta".
Y sí, ya hace tiempo, a ver si nos ponemos al día con cervecitas para el corazón.

Agueda, reelamerse, a veces es complicado no hacerlo. :)

Animia, una constante fea, pero que a veces hasta nutre. yo también te quiero linda.

Dormida, esas palabras son las peores, las que guardamos sin saber muy bien donde. Las que duelen. Pero eso es parte de nuestro crecer. Un besito.

light my fire dijo...

buscalas.

Chet dijo...

Lo bueno de perderse es que por el camino siempre encuentras.

Bss

CH.

7 dijo...

una libretita

y unas llaves...


Lariña


¿como puedes perder algo?


si tu estas ahí...




siempre tu




un abrazo amiga cibernetica




tic tac tic tac tic tac...


( y eso que el tiempo solo es una medida virtual...)

gonzalo dijo...

Redireccionado desde la página de comentarios de Simpulso...Siempre somos los mismos los que comentamos a las mil de la mañana.
Un saludo, me pasaré de vez en cuando.
Capitán Fitch.

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

Se pierden las llaves. Se pierden las acciones. Se pierden las cosas que alguna vez poseímos inequivocamente. Las personas se alejan de nosotros. Solemos pensar que para siempre, pero con un tanto de pundonor y otro poco de fe, pueden regresar. Los que se marchan "para siempre", paradójicamente, siempre quedan a nuestro lado ;)

Lara tiene alas dijo...

Millones de gracias por vuestros comentarios.

Os adoro

Lara tiene alas