viernes, 20 de marzo de 2009

VUELO 109: Cometa...

Nunca me gustaron los boomerang. Tampoco los tirachinas. Nunca comprendí el retroalimentarse de lo que uno lanzaba. De qué aquello que tiraba lejos, volviera (yo no quería recuerdos). Vuelva incluso con más intensidad, con más fuerza. Yo siempre preferí jugar a las cometas. Lanzarlas, verlas volar y volar, y de paso, volar yo con ellas (aunque fuera un ratito). Que el sol me destellará, y que no supiera si se trataba de un sueño o de la realidad (de la puta realidad).

Tuve cometas de todos los colores, de todos los tamaños y de todas las formas posibles. Lo cierto, es que siempre me gustaron las cometas más extrañas de toda la tienda. Recuerdo cuando con 9 años iba a las ferias y tenía que escoger un lazo. Ese lazo tendría como premio una cometa. Todos los niños buscaban la cometa más grande o la que llevara la cara impresa del prota de los Goonies. En cambio, yo quería la cometa más curiosa, incluso la más fea, la que todos desterraban. Siempre me gustó lo complicado. Siempre me gustó la cometa equivocada, la que volaba a ritmos insospechados y la que no podía domar. Siempre soñé con una cometa que me llevara al asteroide B 612. Siempre soñé con una cometa que me doliera, pero de quererle. Siempre soñé con una cometa cuya única brújula fueran mis alas. Siempre soñé con una cometa de manos. De tus manos atadas a las mías. Siempre soñé con una cometa que pudiera vivir. Soñar. Reír.


P.D: Y lo más curioso de todo es que a veces me comporto como un boomerang frente a mi cometa. Y a veces, la cometa juega con un jodido tirachinas a mi corazón.

12 comentarios:

Lara tiene alas dijo...

¿Existe mi cometa? ¿Existes? ¿O será sólo producto de mi jodida imaginación?

Lara tiene alas

Jose dijo...

No importa que exista realmente o sea fruto de tu imaginación o fantasía.

Lara, Muack nocturnos.

Chet. dijo...

Larita, tu vuelas a ritmos insospechados y siempre te gustará lo difícil. Creo que los que te conocemos podríamos enumerar un listado de tus "pequeños retos". Te dan placer los cometas, incluso si sabes que te vas estrellar desde un quinto piso. Pero tu eres así. Tus alas son así. Y a mí, eso siempre me ha fascinado.

Bss

CH.

J dijo...

¿Y qué pasa con los cometas que no has querido lanzar?

Te echo de menos.

J

mariona dijo...

existe,y la encontraras,estoy segura.entretanto disfruta del cielo.


un beso grande!! :))
tengo "buenas" noticias!!!!!!ya te contare

Núria dijo...

Claro k existe Lara...sólo es cuestión de enlairarse y encontrarla...seguro k tu media naranja tb tendrá alas...y volaréis juntos...petonets...

Chica-T dijo...

Estoy convencida que si has pensado en ella, has soñado con ella, existe.
Dejate llevar y te sorprenderás.

Feliz finde, Lara.

lara dijo...

José, cuanta razón llevas. Oye, no puedo leerte ni a ti ni a su Susy, no sé que pasa con vuestros blogs o mi explorador. Aiss, besitos para los dos.

Chet, como escribas alguno de mis pequeños retos, te mato. :) Me estrello, lo sé, pero sabes que siempre me gusto volar.

J, yo siempre lanzo cometas. Quizá no estuvimos en el mismo lugar ni a la misma hora. Quizá. (yo también te echo de menos)

Mariona, y disfruto a pesar de que cientos de asteroides luchan contra mi nave espacial.

Nuria, no creo en medias naranjas ni en medios limones. No creo ni quiero. Me gustan las macedonias. Siempre llevando a la boca el gajo equivocado. Pero masticándolo. Disfrutándolo. Viviéndolo.

Chica T, me encanta tu optimismo. Y en el fondo, lo que me gusta es esa busqueda. (y sus manos, para que nos vamos a engañar):)

Muakss grandotes a todos los valientes

Lara tiene alas

lidia dijo...

Por desgracia, todo lo que reflotamos al cielo, trae consecuencias...si abres una rajita, si dejas un poro descuidado, si dejas que la duda o las dudas se instauren...es muy fácil que te veas jugando con instrumentos que en un principio no te corresponden...pero ese es el problema...no te corresponden pero te duelen, pero te ciegan, pero los amas. Porque no siempre amamos lo que más nos conviene ni las salidas más abiertas.

A veces el camino sinuoso y el cielo plagado de cometas luchando por encontrar su destino, nos desconciertan...pero es inevitable...pues estamos vivos...y abiertos a estímulos.

Sólo decidir...como siempre, pequeña...si merece la pena.
Veo tristeza en tus palabras, o nostalgia, no sabría decir...pero ya verás...ya se despejará todo...

Un beso fuerte.

Chet dijo...

Empiezo. En cada post tuyo relataré a partir de ahora uno de tus "pequeños retos". Lara de pequeña quería ser payaso, y por eso, hoy no para de decir tonterías. :)

Niña, cervecitas y porrito para seguir haciendo tonterias.

Bss

CH.

temmpus dijo...

Me gustan las cometas, aunque nunca tuve una propia.

También me gustan los boomerangs, aunque siempre los acabe perdiendo.

Odio los tirachinas. Hacen daño.

Sigo mirando, en la tienda de las cometas. Las mejores tienen el cartel de "reservado". Hay otras que parecen geniales, pero sospechas que no aguantarán volando mucho...

Creo que seguiré con mis boomerang.

Besos.

Lara dijo...

Lidia, nostalgia es la palabra. Besitos chiquitina.

Chet, te mato. Y fumada ando un poquillo.

Temmpus, sigue habiendo cometas sin reservado :)

Besos mis valientes