jueves, 11 de septiembre de 2008

VUELO 42...Vidas verdes (I)...


Hoy me volví a subir al autobús. A un autobús verde, como mis sueños. Como todas las mañanas, los asientos están ocupados por ojos dormidos que van o vuelven de su trabajo. Quién sabe. Yo, por deformación profesional o simplemente por idiota, siempre imagino la vida ajena de los que están sentados ahí. Muy cerquita.

La señora de pelo cardado y ojos saltones no tiene ni puñeteras ganas de llegar. Se pasa todo el trayecto suspirando por no haber cambiado de trabajo años atrás. Cuando se lo propuso su cuñado. Cuando su vida pudo coger otro rumbo. Otro autobús.

El chico de los cascos y las zapatillas rojas mueve su pierna al ritmo de música. Seguro que escucha Counting Crows. O quizá no. Sigue durmiendo. Sigue soñando con la chica morena de flequillo y labios rosas. Hoy le dirá algo. Hoy hará algo más que quitarle el pelo de la cara y reir cada vez que ella pronuncia la palabra “Tortuga”.

Mientras tanto no imagino mi vida. Ya lo hago todos los días. Imaginar, imaginar…


(Nueva sección titulada Vidas Verdes. ¿Qué os parece?)

4 comentarios:

Alberta dijo...

Me encantaría coincidir contigo. Volveré por aquí.

Alba. dijo...

No imágines más. Hazlo realidad.
Porq no?

:)

Alba. dijo...

No se tome la vida demasiado en serio; nunca saldrá usted vivo de ella.


Elbert Hubbard



:)

Guille! dijo...

Hola Lara,
He estado leyendo tu blog y he de reconocerte que me parece muy bello, aunténtico, soñador...
¿Sabes qué? hay gente que criticaría nuestros blogs de inmaduros, por el hecho de creer en un mundo mejor o por intentar cambiar el rumbo de la vida.
¿Sabes lo que yo pienso?
Que si existiesen más personas como tú, esta vida sería otra y te aseguro, que sería mucho mejor.
Muchas suerte en los premios 20blogs. Besos.