lunes, 29 de septiembre de 2008

VUELO 50...¿Es otoño?...

Hace sol. Es otoño, pero hace sol. Siempre imagino un otoño lleno de hojas en el suelo. Gorros y guantes en mis manos. Cuando vivía en Holanda, así era. O incluso peor. O mejor. Lluvia, botas de agua roja y orejeras made in Lavapies me acompañaban a todas partes. Mi bici era rápida. Era mi iglú particular. Me llevaba de un lado a otro. Como las hojas. Las hojas de otoño.
Sin embargo, hace sol. Un sol radiante. Reflejo de muchos colores. Y de muchos más que están por venir. Pero, lo cierto es que no sé si eso es bueno o malo. No sé si quiero que haga calor o frio. No sé. ¿Dependerá el tiempo de lo que está en mi cabeza o es mi cabeza la que depende del tiempo?

7 comentarios:

Chet dijo...

A veces somos nosotros los que provocamos el invierno y el verano.

Bezos

CH.

Lidia dijo...

Es un poco de todo.
A veces un estado anímico entristecido, espera necesario un amanecer y un transcurso del día repleto de sol. Porque el sol, ya sabemos...es antidepresivo y te estimula a hacer más actividades.
En otras ocasiones, cuando nos levantamos con la mente en blanco, sin estar salpicados por el estado hormonal, ni por un suceso negativo, etc...es el clima el que puede influir en tu actitud, pero sin ser determinante, por supuesto.
Mojarse o helarse o torrarse, disfrutar un hermoso paisaje o un paisaje angosto, todo, si queremos/podemos...puede ser estupendo.

Besos melancólicos de Lunes.

david ankee cheyenne dijo...

Invierno-verano, frío-calor, alegría-tristeza... son polos opuestos y necesarios pues sin uno de ellos no existe el otro...
Asimilemos la contradicción y busquemos el camino del medio

Jose dijo...

La mezcla de tus emociones, de tu entorno y la manera de sentir la vida es lo que hace que cada uno de nosotros sea diferente al resto.

Mil destellos de sol radiante.

Acabo de descubrir tu blog... me lo quedo.

Susy dijo...

Hola.Yo soy Susy,la que ama tanto a Jose,jajajajja.Me gusta tu blog.
Me pasaré mas veces.Besos

Anónimo dijo...

primavera, verano, otoño, invierno que más da.

quien no ha tenido un día de tirar cohetes en pleno mes de diciembre y por lo contratrio un dia de manta y palomitas en julio con 27ºC?????

No nos podemos olvidar que TODO ESTÁ EN LA MENTE. Al fin y al cabo somo nos los humanos ( y los divinos) quienes hemos montado el circo del mundo.


UN BSOT

Lara dijo...

Chet, tienes razón a veces somos nosotros el propio invierno y el verano y su sol.

Lidia, has explicado mucho mejor lo que quería decir. Demasiado bien. Gracias, pequeña.

David, una vez más yo también creo en las contradicciones. Y la verdad, en estos casos, me encantan.

José, Susy, un placer teneros por aquí. Yo me pasearé con mis alas por vuestros blogs y espero noticias frescas de vuestra boda. Felicidades!!

Mary, que razón tienes. Nuestra mente es más poderosa de lo que nosotros creemos.

Muaks enormes y mañaneros a todos!!

Lara tiene alas