viernes, 3 de octubre de 2008

VUELO 52...Cuando empieza a llover y no tienes paragüas...



Hoy me encontré de frente. De golpe. Me observé en profundidad. Me topé con mis secretos perdidos en el fondo de una genética equivocada. Me sorprendí. Di un paso atrás. Pero no pude. No lo logré. Y el resultado: aún me sigue dando miedo.

Ojalá tengamos siempre alguien que nos tape con su paragüas.

12 comentarios:

Ch. dijo...

Sabes que siempre hay alguién. Para taparnos con el paragüas y para muchas más cosas. Solamente hay buscar. Aunque como bien sabes a veces es mejor mojarse.

Bess.

CH.

david ankee cheyenne dijo...

Sólo cuando te mojas aprecias lo que es tener un paragüas cerca

Lidia dijo...

Para la mayoría de las situaciones nosotros somos nuestro propio paragüas y para otras, pues tenemos a los que nos quieren con locura y nos protegen.
Pero no hay que tener miedo.
¿Por qué?
No hay nada mejor que la naturalidad, aunque la misma naturalidad a veces nos quiebre y nos saque de quicio. Pero es genial ser uno mismo. Es genial mojarse de vez en cuando.

Pásalo bien este fin de semana.
Yo estaré con mi padre que ha venido de Córdoba para ayudarme al mantenimiento de mi paragüas. Para apoyarme en mitad de la prolongada soledad de mis días.

Un besín.

Arck dijo...

¿Y lo bonito que es mojarse ( o cantar ) bajo la lluvia? Solos. Tirar el paragüas, dejarselo en casa, guardarlo o perderlo.

Susy dijo...

Que bonito contar con una mano amiga...siempre.
Me encanta tu blog ¿te lo habia dicho ya?

Empiea la cuenta atras...6 dias

Sux dijo...

El paraguas ¿es para parar aguas o para el agua? duda razonable.

Beso en pluma

Jose dijo...

El color de tu blog, oscuro con letras verdes, pocas y precisas, suaves y lluviosas... resulta agradable, cómodo.
Con esa forma de percibir la vida, a pesar de los miedos que sentimos alguna vez... probablemente nunca te fatará un paraguas y una mano amiga que te recuerde que llegáste ahí, a ese lugar para disfrutar de su presencia.
Que siga lloviendo mientras se sienta así la vida.

Lidia dijo...

Lara and friends: he abierto mi propio blog, jaja.
Estoy entre emocionada y acojonada, supongo que será normal, no?

Bueno, pues lo dicho...que ahora cuando comente en el taxi, creo que podréis pinchar en mi nombre como yo en los vuestros.
Empiezo a ser azul...yujuuu,pero azul de verdad.

Besos de domingo con resaka horrible.

Lidia dijo...

Mierda¡¡¡
No soy azul? :=O, cómo se hace?
Si es que lleva razón mi jefe, de pueblo y chiquitillo.

Lidia dijo...

jajajajjajajajjaja
QUÉ GUAY.

Lara dijo...

CH, cierto a veces es mejor mojarse. Y con lo que me gusta a mi, ni te cuento..

David, muchas veces no apreciamos las cosas hasta no están cerca. Hasta que ya no las puedes tocar...

Lidia, que ganas de descubrir tu nuevo mundo azul. Muchas ganas!!!

Arck, yo soy de las que siempre pierde el paragüas...Solo me falta Gene Kelly para cantar...

Susi, José...aisss...no os queda nada. Que bien! Un placer que os paseeis por aquí.

Sux, tu duda razonable es mucho más razonable de lo que parece. La verdad, aún no sé muy bien la finalidad de mi paragüas.

Besos verdes para todos.

Lara tiene alas!

temmpus dijo...

Yo tengo mi paraaguas, aunque no sé por cuánto tiempo.

También intento ser paraaguas... con incierto éxito.

http://es.youtube.com/watch?v=uxaCHC0RkQs

un besote