lunes, 17 de noviembre de 2008

VUELO 70...Soñarás...

...Y soñarás con un viaje, donde no habrá despedidas...

P.D.“Y soñaba calentar lo de abajo del ombligo,
yo soñaba que quería soñar contigo”

17 comentarios:

Sux dijo...

Los mejores viajes calientes, son a la ciudad de debajo del ombligo...un besito nena estamossss de vueltaaaa.

artemiza dijo...

Yo sueño..... Si, todavia sueño. Y quiero soñar con viajar a los paises bajos...y disfrutar de ellos y con ellos..

Che dijo...

Desde luego, en los mejores viajes solo hay bienvenidas. Sobre todo debajo del ombligo.

Bss

CH.

Núria dijo...

Ojalá no me hubiera tenido k despedir tan pronto de este viajecito de "finde"...Feliz Semana a tod@s.

sólo una parte del todo dinámico. dijo...

universo de sueños...sueños en verso, soñar que sueño es un sueño!

un abrazo onírico!

Susy dijo...

Hoy lunes y me acuerdo de aquel chiste que decia:Hoy follo y mañana fatatas....
jajajajjajajajaj
Buenos dias y feliz semana

lidia dijo...

Sin duda, uno no quiere ni puede desprenderse de tan rico calor. Alargar el viaje lo más posible, hacer del sueño una realidad. Estremecerse...

Un besito de lunes, guapa.

temmpus dijo...

Creo que en todos los viajes hay despedidas. En los viajes cortos, "hasta luego", en los viajes largos, "hasta la próxima vez". En los viajes muy largos... "adios" y tal vez "hasta siempre".

Lo malo de los viajes es siempre hay que dejar algo, y muy probablemente, en el trayecto se perderá algo y se ganará algo. Una opinión, un miedo, una inseguridad, una amistad, un par de calcetines...

Un abrazo sedentario.

Lara dijo...

Sux, la canción de Marea lo dice bien. Los mejores lugares están ahi abajo. Ya me contarás el "super finde". Un beso guapa.

Artemiza, te imagino soñando.

Che, sabias palabras las tuyas. :)

Nuria, lo bueno siempre pasa rápido pero tiene el poder de quedarse en nuestra memoria para siempre. Ahi está el poder.

Ander, otro beso onírico para ti. Como me gustan tus palabras!

Susy, siempre me haces reir. Un beso en este día tan especial para ti. Muak!

Lidia, cierto es. Intentamos alargar las cosas que nos dan placer. Lo que no sabemos es que esas cosas nunca se desprenden por completo de nosotros. Siempre siempre están ahi. Guardaditas como si de ricos bombones se tratara.

Temmpus, palabras llenas de todo. Es lo que yo me llevo cada vez que nos despedimos de la blogesfera. Un placer.

Un beso valientes

Lara tiene alas

Laura dijo...

Larita, te veo, te veo...saltando como una loca y gritando Marea.

Besosss

Lau

Lugareño dijo...

Ups, pues va a ser que el vuelo 69 sí traía algo de erotismo, aunque lo tenías reservado para el siguiente despegue. De hecho, no sé qué comentar sobre esta entrada... mi médico me prohibe empezar la semana metiendo en la misma frase las expresiones "calentar" y "abajo del ombligo", porque luego no rindo. Pero a ver si lo soluciono con unos versos sarcásticos:

ABAJO DEL OMBLIGO,
donde el abdomen pierde su nombre,
tengo un lunar mu bonico...
y mi condición de hombre.

Pero con este frío,
monada,
es casi imposible
CALENTAR nada.

jeje, yo creo que nos han engañado! la sangre no se altera en primavera, sino en otoño!

"no habrá despedidas...".
Desde mi "lugar" de la Huerta.

manu dijo...

También existen otro tipo de viajes calientes ( extraterrenales ), muy recomendables en algunos casos por los lugares y las sensaciones que experimentas y nada recomendables en otros casos, más que nada, porque... no vuelves.
( Aunque tal vez, no merezca la pena " volver " ).

Lara dijo...

Laurita, aun on he podido ir al concierto de Marea. Un pena. Hace un par de sabados fui al de Extremoduro y lo flipe. Maravilloso!.

Lugareño, la verdad es que tienes razón este post como que quedaba mejor en el 69 pero ya ves el destino es muy puñetero. Ah, aquí, siempre habrá "bienvenidas" al lugar de tu huerta.

Manu, mucha razón llevas. Sabias palabras las tuyas. A veces es mejor no volver, lo malo es que la posición de nuestras piernas iba a ser un poco incomoda. :) Como siempre un oscar para tus palabras.

Un beso valientes

J. dijo...

Gracias por acordarte.

Un beso

J.

Samuel Sayer dijo...

¡Dime que no volveré!

Tiene que doler, eso te hace elevarte más allá de la mediocridad y de las calles y de cualquier cosa, y claro, duele.

Lara dijo...

Samuel, no te lo diré. :)

Un abrazo valiente

Lara

Guille! dijo...

He leído todos tus posts en un ratito de paz y tranquilidad…
Como bien sabes, me encanta leerte porque considero que tus vuelos son piececitas de un puzzle aún por terminar. Lo bonito de todo es que con cada pieza, te vamos conociendo un poquito más, por lo que ya estoy deseando leer una nueva.

Adoro las pequeñas palabras y sentencias con gran significado, como la que aquí describes: “...Y soñarás con un viaje, donde no habrá despedidas...”

Esa frase me sugiere que llegará un día en el que haga un viaje (tal vez el que realice el viaje sea mi cuerpo, o sólo mi alma o mis sentimientos) pero estaré tan calmado, tranquilo y feliz…que querré asentarme por siempre allí.

1beso muy fuerte