viernes, 28 de noviembre de 2008

VUELO 75...Del verbo tocar...

Tocaba la trompeta. Y se reía. Su risa, el preludio de lo que iba a pasar…

9 comentarios:

DAC dijo...

Con el sonido de su trompeta era capaz de tocar las estrellas del firmamento y volar tan alto para llegar hasta la Luna. Y por eso se reía. Porque lo sabía.

che dijo...

Niña, he estado unos días rodando y no me he podido acercar por aqui. Me encantó la historia de Pablo y lo que ahora estas viviendo. Te imagino.

Del verbo tocar hay muchas cosas. De hecho, tu T empieza por esa misma letra. Al igual que la trompeta. Te veo demasiado Tocada. :)

Bss

CH.

temmpus dijo...

¿Pero qué tipo de risa era? Hay risas alegres, risas dementes, risas bajitas tímidas o contenidas, risas desesperadas...

Yo quiero que sea una risa de felicidad, de esas que son cortitas pero te calman el corazón. ¿Lo es?

Un beso.

Sux dijo...

temmpus era tipo de risa S-Miles Davis :)

Besitos

Lidia dijo...

Lara, su risa debió dejar muchas intenciones al descubierto y ser muy atractiva...

:))

Samuel Sayer dijo...

Aaah, últimamente todo parece el preludio de algo que va a pasar, la historia de mi voz en off.

artemiza dijo...

Me gusta la risa. Me gusta más, cuando logran robarme una sonrisa y con ella muchas risas…

Besos y muchas cosquillas :))

sólo una parte del todo dinámico. dijo...

risa sonora,risa de herbie hancock, risa sonriente, risa enorme enseñando dientes, risa infantil y natural, risa desnuda a los pies de la luna, risa amarilla con pizcas azules...

las notas de la melodía alegría acaban de nacer gracias a ti.

Lara dijo...

DAC, cierto, su trompeta era capaz de tocar las estrellas. Has dicho lo que yo no he sabido decir.

Che, espero que pronto te vea en los créditos de una super película. Un beso y gracias siempre.

Temmpus, sí, era esa risa. la que va al ritmo de nuestro corazón.

Sux, me encanta!!

Lidia, demasiadas intenciones diría yo. :)

Samuel, voz en off, the end...esto es una pelí de muchas muchas horas.

Artemiza, cosquillas recibidas.

Ander, me gustan todas esas risas. Necesarias y curativas.

Abrazos valientes.