miércoles, 26 de noviembre de 2008

VUELO 74...Una caja de sorpresas...


Pablo come helados como si de corazones se tratara. Cada mordisco es un pequeño paso. Un pequeño deseo. Su estómago digiere sonrisas como nadie y en su ombligo nacen las cosquillas. Pablo camina despacio. Mueve los brazos intentando atrapar algo, posiblemente más helados. De chocolate y nata. De esperanza y azúcar. Las palabras de Pablo son pictogramas de su vida. Dibujos que sus manos esculpen y sus dedos decoran. Pablo regala abrazos. Fuertes y sinceros. Pablo me mira por dentro –y no por fuera- Pablo me enseña cosas de mi. Cosas escondidas que como buen aventurero descubre. Pablo es un tesoro. Un tesoro frágil. Pero un auténtico tesoro.

(Pablo tiene trastorno Autista. Pablo es una caja de sorpresas)

19 comentarios:

Jose dijo...

Que bonito!! y que optimísmo se respira en tus textos.
Espero que Pablo permanezca con esa visión de la vida siempre. Y que saboree ése helado doscientos años mas.

Sux dijo...

Pablo tiene el don de ver el mundo de colores y de música, frío y dulce, abrazable...y en su fragilidad reside su fuerza y su calor.

Un besito nena

DAC dijo...

A veces parece que las personas que más ayudan necesitan y que menos pueden ofrecerte a ti, son de las que más recibes.

¡Que no le falten helados a ese niño nunca!

Susy dijo...

Que niño mas guapo.Por fuera y por dentro.Su vida siempre será una caja de sorpresas y para los demas un regalo divino cuando las quiera compartir.Muchos besos

Núria dijo...

K agradable y gratificante debe ser Lara estar rodeada de estos tesoritos tan especiales...Besitos para Pablo y k no le falten nunca helados...

Sux dijo...

El vídeo chuguillo nena uff...besito

sólo una parte del todo dinámico. dijo...

encantado de conecerte pablo...
-otro helado de alegria y transparencia?
-no ya sé! de humanismo con birutas de elegancia!
-no, no ese! el de naranja color azul!
-jajajajja!!!
- por qué te ríes?
-...por nada Pablo, el mundo exterior es demasiado pequeño para nuestro interior. este lo pago yo, el siguiente tú.

un abrazo.

Lara dijo...

José, el optimismo es de Pablo y no de mis letras (aunque ellas lo intentan). Y saboreará cuantos helados le dejen. Estoy convencida.

Sux, que bien lo has descrito. Tiene un don aunque algunos crean verlo como una deficiencia. Y tienes razón, el video es chungo pero real. Demasiado, quizás.

DAC, cierto, a veces lo que ocurre es eso. Y Plas, el mundo es al reves. O quizá es como tiene que ser.

Susy, cierto, una caja de sorpresas que cuesta abrir, pero algunas veces salen sombras chinas y se puede jugar.

Nuri, cierto. Aprendes cosas de ellos y cosas de uno. Al fin y al cabo es eso, intercambiar, crecer...

Ander, estoy convencida de que Pablo jugaría contigo y compartiría su helado. Gracias por tu sensibilidad. Por tu risa.

Besos y abrazos valientes

Lidia dijo...

Qué hermosas criaturas los infantes, cuando te miran con sus ojos redondos de ilusión e inquietud por lo pequeño de la vida...cómo disfrutan y cómo transmiten y cómo nos enseñan. Ayer en el blog de Gorka Murcia, un chico muy simpático, aprendí que los niños no tienen que mantener las muecas que mantienen los adultos por apariencia social, por eso ríen sin parar, se enfadan sin permiso y se arrojan sin sentido de peligro, por eso son tan auténticos y geniales...tan mágicos.

Me ha encantado, preciosa, lo que sus manos esculpen y lo que las tuyas lo ayudan, a hacernos más transparente su mundo.

Muchos besos y abrazos, Lara.

temmpus dijo...

La inocencia pura anda descalza. Y la echo de menos.

Un besote.

Anónimo dijo...

Que te voy a contar del mundo de pablo que tú no sepas.

Increible pero cierto aunque él ignore lo extraordinario que es.

yo sigo buscando a Pablo cada día en mi interior.

keep flying!(only with one wing)

Ilusoluis dijo...

Me encantas, Lara.

Eres capaz de extraer belleza de cualquier cosa.
Un niño autista no es cualquier cosa. Una de las características de los niños autistas es que se quedan mirando fijamente en un punto, como si estuvieran hipnotizados. Conozco a uno que me coge de la mano cada vez que me reúno con un grupo de niños con diferentes problemas. Les cuento historias. Cabecea durante la narración. Me cuentan sus cuidadoras que, cuando me despido de ellos, vuelve a quedarse extático, casi en fase catatónica.
¿qué pensarán?, ¿qué pensarán?...

Arck dijo...

El año pasado, preparé un trabajo de 70 páginas sobre el autismo para clase de psicología.

Deboré todos los libros existentes que estaban a mi alcance (¡si hubiese tenido la biblioteca que tengo ahora!). Antes de empezar, y por eso lo escogí, tenía una idea superromántica del Autismo, me parecía que podía encontrar belleza en su trastorno, sus mentes inexcrutables, su misantropía involuntaria, todo eso incomprensible tenía un tono bello.

Cuando termine, cambie totalmente de parecer. No es posible encontrar belleza en una enfermedad congénita. Lo siento, sueno cruel (quizá lo sea) pero Pablo está acostumbrado a ser así, ha vivido siempre así, no tiene mayor valor su actitud que la que tuviese en una persona normal.

Simplemente él es así. Y es esa forma de ser, la que le da valor. Si hay optimismo en su actitud, es trágico, del que sabe en un mar infranqueable, y aún así abraza la vida, con la voluntad de un niño. Pero no por ser autista.

Lo sé, soy cruel y decepcionante. Y no os gustará lo que digo. No quito valor a lo que Lara dice, me parece acertadisimo, pero ya sabeis, tengo una guerra más contra las estupideces que se comentan (ahora daros por aludidos) que contra los textos a comentar.

Muy lindo Lara. Pero yo leo a mi manera. (Y si leyendo a mi manera me parece lindo, tiene más mérito)

Ari dijo...

Qué de cosas se pueden aprender de ellos...Capaces de alegrarte el día con una cara, con un simple gesto, con su inocencia...y gracias a ti por hacerme recordar con tus palabras... robándome asi más de una sonrisa:)
Enhorabuena por tu rinconcito... pero qué bonito!

Un saludo!

temmpus dijo...

Supongo que nadie puede estar en desacuerdo con Ark en que el autismo es una enfermedad terrible.

Sigo pensando que es preciosa la forma de describir de Lara el mundo interno de Pablo.

Y sigo pensando que la inocencia pura es tan bella como un cristal de nieve. Y el hecho de que pueda conservarse incorrupta es algo que apasiona, porque va contra natura.

Por último, desearía que Pablo consiguiera ir asomándose al mundo. Y el mundo a Pablo.

Un abrazo

Lara dijo...

Lidia, cuanta razón llevas. Los peques son geniales. Todos. Eso es lo bonito. Un beso, preciosa.

Temmpus, yo también la echo de menos. Demasiado, diría yo.

Mary, cierto es increible. Más de lo que él se imagina. No tiene ego y eso es lo sorprendente. Y yo sigo buscando...

Iluso, la belleza son ellos. Y estoy convencida de que ese niño cabecea como muestra de atención. De lo a gusto que está escuchandote.

Arck, yo también tenía una idea super romantica y también tenía una idea llena de esterotipos que se desvaneció por completo cuando conocí a Pablo y a sus compañeros. Pensaba que estarían ausentes y que su poder creativo (si lo tenían) era suyo. Solamente suyo. Me di cuenta que no, que les gusta compartir ciertas cosas. Que les gustan las caricias y que se ponen pequeños retos. (He de decir que no todos, como sabes hay muchos grados y hay algunos que llevan encima un infranqueable muro).
En muchas de las cosas (todas) llevas razón, lo divino de ellos es que son niños " Y es esa forma de ser, la que le da valor. Si hay optimismo en su actitud, es trágico, del que sabe en un mar infranqueable, y aún así abraza la vida, con la voluntad de un niño. Pero no por ser autista". Pero yo, le añado que ser autista los hace más valiosos. Es un handicap con el que tienen que jugar. Y el juego siempre es creativo.

Ari, gracias por pasearte por aqui. Me alegra que los helados de Pablo sirvan para tu sonrisa.

Temmpus, gracias por tus palabras´una vez más. Y sí, Pablo se asoma al mundo.

Abrazos valientes

Lara

artemiza dijo...

Es muy tierna la historia de Pablo. De todos los Pablo’ s que vivimos en el mundo.
El tiene una enfermedad congénita, es cierto lo que Arck dice, pero ¿y eso qué? Enfermo o no, Pablo tiene capacidades, diferentes a lo común y normal del resto de la gente que se cree normal, pero tiene capacidades. Su pequeña vida tiene un propósito, el está en este mundo por algo, y enfermo o no, lograra cumplirlo.
Hay gente que nace sin deficiencias congénitas, está completa y tiene todo para lograr lo que se proponga, y sin embargo, pasa el tiempo y no hace nada. Algunos nacen con enfermedades, que para bien o para mal, marcan su vida. Muchos otros, desgraciadamente, nos enfermamos la vida.

Lara, me gusta tu sensibilidad. Besos.

txoni3 dijo...

Hola Lara:

Este comentario no tiene relación con tu post.

Te invito a recoger el testigo de un Meme sobre la Felicidad.

Salud.

Lugareño dijo...

Yo también he seguido un "meme" en mi blog, y precisamente trata sobre los niños. Concretamente la pregunta es "¿De dónde vienen los niños?". Al principio no me atrajo nada la idea de seguir ese "meme", pero al final me ha resultado un ejercicio interesante.

En cuanto a los niños, creo que hay pocas cosas tan bellas y tan sublimes como el abrazo "fuerte" de un niño, que se abraza a ti con toda su alma y su inocencia, y permanece confiado en tus brazos. Los niños son la alegría para nuestras penas, la solución a nuestros problemas (aunque algunos bromeen diciendo lo contrario), el motivo por el que creer en un futuro mejor... Siempre he tenido una especie de "vocación de padre". Esta semana (de la infancia) me enternece hasta el extremo: el otro día, con solo mirar unas imágenes de niños del "tercer mundo" correteando, saltando, jugando "felizmente"... me emocioné. ¡Maldigo a todos los que provocan, consienten o ignoran la destrucción de la infancia de tantos pequeños seres en el mundo! La vida de mil explotadores infantiles no vale ni la milésima parte de cualquier Oliver Twist en el mundo.

Y a ti, Lara, para agradecerte estas palabras que nos regalas, te envío un abrazo, inocente, como el de un niño, pero, al mismo tiempo, ENORME.

Desde mi "lugar" de la Huerta.